Creemos en elevar el status quo científico.

Según una reciente encuesta de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, más países tienen una media inferior en ciencias que en cualquier otra asignatura. Y muchos de esos países han seguido escapándose en los últimos años.

Parte del problema es que los colegios de todo el mundo no ponen el mismo énfasis en la ciencia que en la lectura o las matemáticas. Como resultado de ello, muchos alumnos entran en la escuela secundaria y superior sin contar con una base sólida de conceptos científicos.

Por ejemplo, en Estados Unidos, el Ministerio de Educación ha declarado que en los últimos años, las dos terceras partes de los estudiantes de cuarto de primaria y las cuatro quintas partes de los estudiantes de último curso de secundaria no han alcanzado los niveles de competencia necesarios en ciencias.

Sin una base crítica, es mucho más difícil que los alumnos aprendan conceptos científicos más avanzados, conceptos que resultan necesarios para los exámenes de entrada a la universidad y a varias carreras de tecnología.

Ponemos de nuestra parte para ayudar.

Creemos que los niños no prestan atención a la poca ciencia que se les presenta porque a menudo se enseña en un libro de texto que no les permite implicarse.

La metodología de Ciencia Divertida® tiene íntegramente un enfoque práctico, que fomenta la participación e implica a los niños al tiempo que se les educa. Los niños no solo desarrollan una pasión por la ciencia, también una autoestima crítica a una temprana edad.

Currículo científico con una perspectiva mundial.

 

Ciencia Divertida se lanzó por primera vez en Europa y ha seguido creciendo a través de programas en Asia, Latinoamérica, Estados Unidos y Canadá. Nuestros programas aprovechan los conocimientos y la experiencia de científicos de todo el mundo, enseñando a los alumnos una perspectiva mundial sobre el increíble mundo de la ciencia.